El suelo marciano indica que una vez tuvo condiciones adecuadas para la vida


El suelo marciano indica que una vez tuvo condiciones adecuadas para la vida

(神秘的地球uux.cn报道)据台北市立天文科学教育馆网站(编译 吴典谚):对火星侦察轨道卫星(Mars Reconnaissance Orbiter)拍摄到的资料进行深入研究,行星科学家已经确定了位于珍珠高地(Margaritifer Terra)内横跨拉冬山谷(Ladon Valles)北部、拉冬盆地南部和盆地周围的西南方高地的黏土沉积物分布。

黏土意味着水的长期存在,因为它是在中性pH值条件下形成,水分蒸发极小。研究小组认为,水从大约38亿年前到25亿年前流动到这里。虽然这并不是生命存在的确切证据,可能需要在火星上挖掘化石才能加以证实。然而根据这项最新的研究,可藉由对火星表面和沈积物的观察来解释火星生命生存的条件。

研究人员认为,黏土最初形成于拉冬盆地上方的高地周围,然后被水侵蚀,顺流而下,进入拉冬盆地和拉冬山谷北部的一个湖泊。研究人员发现黏土和其他岩石的分布与周围的水分布是一致的。更重要的是,黏土是营养物质的来源,也是周围环境的稳定剂。把水、营养物质和稳定的条件放在一起,有机体能够生存的机会就会显著增加。

研究人员指出,直到火星近代历史,该地区的宜居条件可能周期性反复发生。这项研究发表在《伊卡洛斯》(Icarus)期刊上。

RELACIONADO: La NASA dice que la evidencia de vida antigua en Marte puede estar enterrada profundamente debajo de la superficie del planeta

Informes de Mysterious Earth uux.cn Según cnBeta: Una de las preguntas más importantes en la ciencia espacial es si la vida existe o ha existido alguna vez en el universo más allá de la Tierra.Muchas misiones se centran en Marte porque los científicos saben que la superficie del planeta alguna vez fue rica en agua, posiblemente similar a la de la Tierra.Si bien es poco probable que exista vida en Marte hoy, puede haber vida microbiana allí hace millones de años, y el rover Perseverance de la NASA fue diseñado específicamente para encontrar evidencia de ello.Pero ahora, un nuevo estudio sugiere que si los científicos quieren encontrar evidencia de vida en Marte, no deberían buscar en la superficie, sino más profundamente.

El problema es que Marte es bombardeado con radiación del sol.Lo mismo ocurre con la Tierra, pero tenemos dos ventajas que nos ayudan: la magnetosfera de la Tierra, que es el resultado del metal líquido dentro de la Tierra, y la atmósfera relativamente espesa de la Tierra.Ambas cosas ayudan a reducir la cantidad de radiación que golpea las superficies en las que vivimos.Marte, por otro lado, no tiene un campo magnético global, solo una atmósfera muy delgada, por lo que tiene altos niveles de radiación en su superficie.

Esta radiación no solo hace que el planeta sea inhabitable, sino que también podría destruir las señales de vida que los científicos están buscando.La investigación de la NASA sugiere que las futuras misiones deberán excavar 6,5 pies o más debajo de la superficie de Marte para encontrar indicadores de vida llamados aminoácidos.Si bien los aminoácidos pueden ser producidos por procesos abióticos, lo que significa que encontrarlos no prueba necesariamente que exista vida, se cree que son los componentes básicos de las proteínas.Eso significa que son esenciales para la vida tal como la conocemos, por lo que encontrarlos en Marte sería un gran problema.

Investigaciones recientes han demostrado que el proceso de radiólisis de los aminoácidos ocurre más rápido de lo que se pensaba.Debido a esto, si los aminoácidos estuvieran presentes en el suelo marciano o en las rocas de la superficie de la Tierra, podrían haber sido destruidos por la radiación antes de que los científicos pudieran verlos.El proceso de destrucción ocurre lentamente, del orden de millones de años, pero puede ser un problema cuando los científicos buscan evidencia de vida hace mucho tiempo.

Las misiones de rover actuales, como Perseverance y Curiosity, observan las características en la superficie y también perforan más profundo, pero solo unas 2 pulgadas como máximo.Según Alexander Pavlov, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, los aminoácidos en estas profundidades solo duran unos 20 millones de años, y pueden ser destruidos más rápidamente por el agua o los químicos que se encuentran comúnmente en el suelo marciano llamados percloratos. Destrucción material.

Para abordar este problema, dos enfoques pueden ser útiles, según la NASA.La primera es que las misiones futuras están preparadas para perforar más profundo, aunque esto es un desafío técnico porque los científicos no saben mucho sobre los tipos de rocas y suelos de Marte.Ese es el problema con el módulo de aterrizaje InSight que intenta enmascarar su sonda térmica.Los científicos necesitan saber más para diseñar sistemas que puedan perforar más profundo.

Pero otro enfoque que los científicos pueden hacer ahora es cambiar el tipo de objetivos elegidos para misiones que solo pueden perforar a poca profundidad.Estas misiones, como Perseverance, podrían buscar áreas expuestas recientemente, como cráteres de impacto relativamente nuevos, donde los aminoácidos pueden estar protegiéndose de alguna radiación dañina más profunda debajo de la superficie, sugieren los investigadores.

RELACIONADO: El rover Curiosity de la NASA mide ingredientes clave para la vida en Marte por primera vez

Informes de Mysterious Earth uux.cn Según cnBeta: Una investigación recientemente publicada cuantifica la presencia de carbono orgánico en las rocas marcianas.Por primera vez, los científicos han utilizado datos del rover Curiosity de la NASA para medir el carbono orgánico total, un componente clave de las moléculas de la vida, en las rocas marcianas.

Jennifer Stern del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA: "El carbono orgánico total es una de varias medidas o índices que nos ayudan a comprender cuánto material está disponible como materia prima prebioquímica y potencialmente biológica. Encontramos al menos 200 a 273 partes por millones de carbono orgánico. Esta cantidad es comparable o incluso mayor que la que se encuentra en rocas en lugares de muy baja viabilidad en la Tierra, como partes del desierto de Atacama en América del Sur, y más que en meteoritos marcianos. El número detectado es mayor. ."

El carbono orgánico es carbono unido a un átomo de hidrógeno.Es la base de las moléculas orgánicas que son creadas y utilizadas por todas las formas de vida conocidas.Sin embargo, dado que el carbono orgánico también puede provenir de fuentes abióticas, su presencia en Marte no prueba que exista vida allí.Por ejemplo, puede provenir de meteoritos, volcanes o formarse in situ por reacciones superficiales.El carbono orgánico se ha encontrado en Marte antes, pero las mediciones anteriores solo han brindado información sobre compuestos específicos, o representan medidas que capturaron solo una fracción del carbono en la roca.La nueva medida da la cantidad total de carbono orgánico presente en estas rocas.

Aunque la superficie marciana es actualmente inhóspita para la vida, la evidencia sugiere que hace miles de millones de años, el clima era más parecido al de la Tierra, con una atmósfera más espesa y agua líquida que fluía hacia los ríos y océanos.Dado que el agua líquida es necesaria para la vida tal como la entendemos, los científicos creen que si la vida en Marte alguna vez evolucionó, podría sostenerse si los ingredientes clave como el carbono orgánico estuvieran presentes en cantidades suficientes.

Curiosity ha hecho avanzar el campo de la astrobiología investigando la habitabilidad de Marte y estudiando su clima y geología.La sonda perforó muestras de lutita de 3.500 millones de años en la formación "Yellowknife Bay" del cráter Gale, que alberga un antiguo lago en Marte.Las lutitas del cráter Gale se formaron cuando sedimentos extremadamente finos en el agua se asentaron en el fondo del lago y fueron enterrados.El carbono orgánico es parte de este material y se incorpora a la lutita.Además del agua líquida y el carbono orgánico, el cráter Gale tiene otras condiciones propicias para la vida, como fuentes de energía química, baja acidez y otros elementos necesarios para la vida."Básicamente, si alguna vez existió la vida, este sitio proporcionaría un entorno adecuado para la vida", dijo Stern, autor principal del estudio.

Para realizar las mediciones, Curiosity envía muestras a su instrumento Sample Analysis on Mars SAM, donde un horno calienta la roca en polvo a temperaturas que aumentan gradualmente.Este experimento usa oxígeno y calor para convertir el carbono orgánico en dióxido de carbono, que se mide para obtener la cantidad de carbono orgánico en la roca.Agregar oxígeno y calor rompe las moléculas de carbono, que a su vez reaccionan con el oxígeno para producir dióxido de carbono.Parte del carbono está encerrado en los minerales, por lo que el horno calienta la muestra a temperaturas muy altas para descomponer estos minerales y liberar el carbono, que lo convierte en dióxido de carbono.Si bien el experimento se llevó a cabo en 2014, los investigadores tardaron años de análisis en comprender los datos y vincular los resultados con otros hallazgos de la misión en el cráter Gale.Este experimento intensivo en recursos solo se ha realizado una vez en los 10 años de Curiosity en Marte.

Además, este proceso permite que SAM mida las proporciones de isótopos de carbono, lo que puede ayudar a comprender la fuente de carbono.Un isótopo es una versión de un elemento que tiene un peso masa ligeramente diferente debido a la presencia de uno o más neutrones adicionales en su centro atómico núcleo.Por ejemplo, el carbono-12 tiene seis neutrones, mientras que el carbono-13, que es más pesado, tiene siete neutrones.Debido a que los isótopos más pesados ​​tienden a reaccionar más lentamente que los isótopos más livianos, el carbono de la vida es rico en carbono-12."En este caso, la composición isotópica realmente solo puede decirnos qué parte del carbono total es carbono orgánico y qué parte es carbono mineral. Si bien la biología no se puede descartar por completo, los isótopos no se pueden usar para respaldar la teoría", dijo Stern. fuente biológica de este carbono, debido a que este rango se superpone con el carbono ígneo volcánico y la materia orgánica de meteoritos, es la fuente más probable de este carbono orgánico".




Anterior Siguiente ETIQUETA: Marte